miércoles, 3 de febrero de 2016

Botellas y sprays

Estos días vemos en la redes sociales las famosas botellas o frascos de la paz, o de la relajación. Un frasquito donde ponemos agua caliente, pegamento con purpurina, purpurina de colores, colorante alimenticio, y algún tipo de jabón un pegamento líquido (para que la purpurina baje más despacio). Agitamos y ya tenemos nuestro frasco!

La idea está fenomenal, primero agitamos vigorosamente con lo cual ya estamos descargando energía, luego les decimos a nuestros alumnos que la purpurina revuelta, es como las emociones cuando estamos nerviosos, enfadados o furiosos... solo tenemos que esperar poco a poco a que se nos pase y para ayudarnos vamos a observar como la purpurina cae lentamente hasta el fondo.

Me parece una idea fenomenal para todos nuestros alumnos.
También he visto en Pinterest , un spray llamado anti monstruos, que es un simple spray que podemos rellenar con agua y un perfume (que puede ser relajante tipo lavanda) al que decoramos por fuera bonito y les hacemos creer  que echando este spray anti monstruos los miedos y todos los monstruos nocturnos se irán.
Estoy pensando en hacer tanto la botella de la relajación como el spray para nuestro grupo TGD, y utilizarlo en una caja donde tengamos todas aquellas cosas que nos pueden ayudar a sentirnos mejor, a eliminar la ansiedad o la angustia. El spray en vez de ser anti monstruo lo rebautizaré , anti pensamientos negativos....spray buen rollo y para que todo nos salga bien, la cajita también la llenaré de una pelota antistress y unos masajeadores.

Ojalá fuéramos niños pequeños y que pudiésemos creernos todo tan fácilmente y así resolviéramos nuestros problemas.
Solo necesitaríamos un elemento mágico...la inocencia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada