miércoles, 14 de mayo de 2014

El aleteo

Algunas de nuestros alumnos manifiestan la conducta del aleteo, sobretodo en situaciones de nerviosismo o excitación. Algunas de estas situaciones se producen cuando el niño quiere decir algo o expresar algo y no sabe como o esta situación le pone nervioso porque no sabe o no puede hacerlo bien.
He encontrado un artículo bastante bueno y práctico, sobre las causas y algunas actividades que podemos realizar.  El blog se llama Aula Propuesta Educativa y copio y pego a continuación su artículo que me ha parecido muy interesante.

Generalmente cuando los padres empiezan a "sospechar" que el niño pueda tener alguna dificultad en su desarrollo, suelen acudir a internet. Entonces, sin ninguna orientación, suelen buscar y encontrar no precisamente lo mas adecuado; mostrándose muchas veces mas asustados que aliviados. Algunos padres empiezan a "chequear" a su niño con los indicadores que muestran las páginas web y realizan su propio diagnóstico. De aquí la necesaria orientación de un especialista que ayude en el proceso de información y despeje de dudas a los padres (Red Sensorial intenta eso).

Una de las "señales" que suele mencionarse en las listas de chequeo, sobretodo relacionadas a Autismo, es el aleteo con las manos. Muchos padres se asustan y piensan que su niño podría tener autismo simplemente por presentar este aleteo.

(De aquí este artículo, a petición de muchos padres que me lo preguntan siempre)

Primero, que el aleteo puede presentarse por:
- Excitación.
- Nerviosismo/ansiedad
- Inquietud
- Necesidad de moverse de forma inconsciente
- Costumbre o parte de su conducta.
- Pobre consciencia corporal (el niño no es consciente de lo que está haciendo)
- Inmadurez a nivel del sistema nervioso



Segundo, que cada niño reacciona diferente a cada situación y con diferentes manerismos. Debemos primero ver por qué sucede, dónde sucede y con qué frecuencia. Si ocurre muy frecuente y en todos los ambientes, entonces se deben tomar algunas medidas para poder trabajarlo. Si los aleteos ocurren asociados a otras conductas como saltos, giros, movimientos de la cabeza o desviación de la mirada, consultar con un especialista de desarrollo (médico, psicólogo o terapista).

Tercero, ¿Qué poder hacer para reducir ésta conducta?
Considerando desde el punto de vista sensorial, el aleteo ocurre por un bajo conocimiento de su esquema corporal, en respuesta a una situación determinada, por lo que las manos son "sacudidas" para sentirlas. Incrementar las sensaciones de forma voluntaria, "recrea" la imagen de las manos dentro del esquema corporal y la conducta disminuye.

Algunas actividades sugeridas son:

a) Darle un juguete texturado para que lo mantenga en su mano.
b) Aplastar plastilina de diversos tipos o en su defecto arcilla.
c) Presionar sus manos una contra la otra (como si fuera a orar)
d) Con las manos extendidas, "empujar" las manos de otra persona, como si fuera una pared.
e) Abrazarse a si mismo o darle un abrazo fuerte y prolongado.
f) Pintar con la palma de la mano haciendo movimientos amplios.
g) Lavarse las manos con frecuencia o usar una loción para manos antes de realizar sus actividades (asi brinda una consciencia corporal extra previa a la actividad)
h) Redireccionar de forma verbal cuando el niño realice la conducta ("parece que estamos con muchas ganas de movernos", ¿Qué te parece si jugamos con la plastilina?)
i) Tamborillar con toda la mano, como "tocando cajón" sobre superficies de madera preferentemente.

En resumen, identificar en qué momentos aparece la conducta y qué poder hacer para poder minimizarla. Como siempre menciono, cuando brindamos actividades con propósito, de forma regular, le estamos enviando el mensaje "correcto" al cerebro y las conductas automáticas e inmaduras son reemplazadas por otras mas elaboradas y voluntarias. Recordar justamente que el niño no es consciente de ello, por lo que no debemos regañarlo o llamarle la atención, y si recordar que éstas son sólo sugerencias a nivel informativo. Para estrategias acorde a cada necesidad individual, debe consultar con un Terapeuta Ocupacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada