lunes, 26 de octubre de 2015

Aplicación de las cintas kineso en la logopedia

Hace mucho tiempo que vemos a famosos, futbolistas, tenistas...etc con estas cintas, llamadas cintas kinesio. He estado investigando por internet y aquí os dejo un pequeño resumen de lo encontrado. La cinta Kinesio es una cinta adhesiva desarrollada por un médico japonés durante más de 30 años, diseñada para reforzar los músculos y las articulaciones sin restringir el movimiento. Según su página web, deben ser usadas con técnicas especiales, por lo que los profesionales necesitan hacer un curso para aprender a utilizarlas correctamente.
  Estas curiosas vendas están fabricadas con fibras de algodón, lo que permite la transpiración y, además, son 100% libres de látex, por lo que se pueden aplicar en la piel de las personas alérgicas a este material. Quedan adheridas a la piel gracias a su adhesivo acrílico, que se activa con el propio calor del cuerpo y el frotamiento de las manos del especialista.
Además, las vendas pueden llegar a estirarse hasta un 130-140% de su longitud normal, lo que permite el movimiento del paciente y, además, una tracción en el músculo aplicado que trabaja en su recuperación o mejoría.

 
 Estas cintas  ayudan a mejorar la contracción del músculo debilitado (ya sea por lesión o por infrautilización). Otra de las funciones del kinesiotaping o vendaje neuromuscular es que ayuda a reducir la inflamación y mejora la circulación, ya que el hecho de que sea un adhesivo levanta la capa de la piel haciendo que haya más espacio debajo de ella para que pase mejor tanto el flujo de la sangre como el de los fluidos linfáticos, algo que, a su vez, ayuda a eliminar las sustancias de desecho del organismo.
Asimismo, el vendaje neuromuscular, que ya se aplica tanto en consultas privadas de fisioterapia o quiropráctica, como en servicios de rehabilitación de centros hospitalarios, contribuye a aliviar el dolor, debido a que reduce la presión sobre los nociceptores, terminaciones nerviosas encargadas de detectar el dolor. Además, ayuda a corregir los problemas articulares, mejorando su rango de amplitud y normalizando el tono muscular.

Pues bien, la técnica fue creada en los años 70 por el japonés Kenso Kase, de forma pionera en el medio fisioterápico y  poco a poco está ganando espacio en el ámbito logopédico.
Su utilización en Logopedia es algo nueva y aún poco explorada. Sin embargo algunos estudios ya demuestran su eficacia en las terapias de alteraciones temporomandibulares (ATM), parálisis facial, apraxias, asimetrías faciales, hipotonía de los músculos de la cara y reeducación respiratoria.
Sus efectos pueden ser benéficos en los casos de estética facial, hipotonía e hipertonía muscular, alteraciones de deglución, disfagias, disfonías, parálisis facial, respiradores orales, espasmos musculares, postura laríngea, entre otros. Entre todos sus beneficios, podemos observar también, disminución de la sialorrea (babeo) y aumento del control de le deglución de saliva,  conseguir un adecuado cierre labial, mejoría en la movilidad y en la postura de la lengua, durante la función de la masticación, deglución y habla, mejoría de la permanencia del sellado labial facilitando la respiración nasal, facilitación en la retracción de la lengua en los casos de protrusión exagerada colaborando en la adecuación muscular y funcional del sistema orofacial cervical.

 La verdad es que había leído varias cosas sobre el tema y me llamaba la atención, pero el otro día la fisioterapeuta del colegio vino a mi clase con un alumno , al que le había puesto debajo justo de la boca una cinta para tratar la sialorrea y vi una mejoría ese día.  Sobre sus beneficios hay gente a favor y detractores que dicen que simplemente funciona por el efecto placebo. Ya os contaré en un futuro si funciona, pero debemos de conocer diferentes métodos para tratar  las dificultades que se nos presentan día a día en nuestro trabajo.
Aquí os dejo a mi alumno con su cinta recién colocada. ¿Algun@ de vosotr@s las ha utilizado? o ¿habéis hecho algún curso sobre estas cintas?, ¿Qué opináis sobre ellas?.




La invención del kinesio taping se remonta a la década de los 70 del siglo pasado, cuando el japonés Kenzo Kase comenzó a desarrollar el método aunque para Occidente pasó desapercibido hasta que David Beckham lo popularizó en su paso por el Real Madrid. A partir de entonces la técnica comenzó a extenderse entre los deportistas de élite, "hasta el punto de que en los pasados juegos olímpicos prácticamente todas las delegaciones participantes lo emplearon en alguna disciplina", apunta Aiguadé. En la actualidad los vendajes neuromusculares son demandados no sólo por deportistas sino por todo tipo de personas y profesionales que acuden a las clínicas de fisioterapia, lo que los ha convertido en un arma terapéutica más dentro del botiquín de estos profesionales. Según explica Aiguadé, aunque los vendajes neuromusculares tienen un componente de moda, lo cierto es que si no tuvieran un efecto beneficioso no se mantendrían en el tiempo como ha venido sucediendo desde que Beckham los popularizara. Sus beneficios se pueden observar principalmente en los ámbitos de la fuerza muscular, el dolor y los edemas:

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2256090/0/kinesio-taping/vendaje-neuromuscular/propiedades/#xtor=AD-15&xts=467263
La invención del kinesio taping se remonta a la década de los 70 del siglo pasado, cuando el japonés Kenzo Kase comenzó a desarrollar el método aunque para Occidente pasó desapercibido hasta que David Beckham lo popularizó en su paso por el Real Madrid. A partir de entonces la técnica comenzó a extenderse entre los deportistas de élite, "hasta el punto de que en los pasados juegos olímpicos prácticamente todas las delegaciones participantes lo emplearon en alguna disciplina", apunta Aiguadé. En la actualidad los vendajes neuromusculares son demandados no sólo por deportistas sino por todo tipo de personas y profesionales que acuden a las clínicas de fisioterapia, lo que los ha convertido en un arma terapéutica más dentro del botiquín de estos profesionales. Según explica Aiguadé, aunque los vendajes neuromusculares tienen un componente de moda, lo cierto es que si no tuvieran un efecto beneficioso no se mantendrían en el tiempo como ha venido sucediendo desde que Beckham los popularizara. Sus beneficios se pueden observar principalmente en los ámbitos de la fuerza muscular, el dolor y los edemas: Fuerza: mejoran la potencia e inhiben las contracturas musculares al disminuir el tono muscular. Pueden además aumentar el rendimiento deportivo, lo que ha supuesto que en deportes como la natación, donde las reglas sobre el equipamiento de los deportistas son muy estrictas, se esté planteando su prohibición. Dolor: aunque es viable su uso en cualquier tipo de dolor, es más recomendable en el caso del aparato locomotor y en los dolores referidos. Se utiliza también en el dolor asociado a la regla con vendajes en la zona lumbar y del bajo vientre. Afecciones linfáticas y circulatorias: en edemas postraumáticos y tras cirugías como la mastectomía. Corrección postural: ayudan modificar malas posturas y en los casos en los que no se acaba de ganar un movimiento determinado, ya sea en general o en una articulación en concreto. En este caso sus efectos son más parecidos a los del vendaje clásico. Siete cosas que debes saber sobre el ‘kinesio taping’ Debe ser recomendado y aplicado por un profesional sanitario cualificado o fisioterapeuta, ya que supone un conocimiento muy avanzado de la anatomía humana. Está contraindicado en casos de problemas cutáneos (eccemas, micosis, etc.) o cuando existe sospecha de trombosis, pues al despegar la piel puede fomentar la movilización de un posible trombo. Entre sus ventajas está que se puede mojar sin despegarse, lo que permite seguir con las rutinas de higiene diarias o practicar deportes como la natación. Se pueden emplear en todo el cuerpo aunque hay que evitar ciertas zonas, en concreto aquellas en las que exista frotamiento, los pliegues y las axilas. Hay que retirar los vendajes neuromusculares con abundante agua bajo la ducha o en el baño o emplear materiales que ayudan a despegar la venda, algo especialmente necesario en el caso de niños pequeños y menores. En la medicina occidental no se contempla diferencias en los vendajes y todos poseen las mismas características con independencia de su color. En la medicina oriental los colores van unidos a cualidades energéticas (colores 'ying' y colores 'yang'). Colores como el rojo se consideran más estimulantes mientras que otros como el azul poseen para los orientales cualidades relajantes. Las propiedades mecánicas de los vendajes neuromusculares se mantienen entre 3 y 4 días, después deben sustituirse por otras.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2256090/0/kinesio-taping/vendaje-neuromuscular/propiedades/#xtor=AD-15&xts=467263
La invención del kinesio taping se remonta a la década de los 70 del siglo pasado, cuando el japonés Kenzo Kase comenzó a desarrollar el método aunque para Occidente pasó desapercibido hasta que David Beckham lo popularizó en su paso por el Real Madrid. A partir de entonces la técnica comenzó a extenderse entre los deportistas de élite, "hasta el punto de que en los pasados juegos olímpicos prácticamente todas las delegaciones participantes lo emplearon en alguna disciplina", apunta Aiguadé. En la actualidad los vendajes neuromusculares son demandados no sólo por deportistas sino por todo tipo de personas y profesionales que acuden a las clínicas de fisioterapia, lo que los ha convertido en un arma terapéutica más dentro del botiquín de estos profesionales. Según explica Aiguadé, aunque los vendajes neuromusculares tienen un componente de moda, lo cierto es que si no tuvieran un efecto beneficioso no se mantendrían en el tiempo como ha venido sucediendo desde que Beckham los popularizara. Sus beneficios se pueden observar principalmente en los ámbitos de la fuerza muscular, el dolor y los edemas: Fuerza: mejoran la potencia e inhiben las contracturas musculares al disminuir el tono muscular. Pueden además aumentar el rendimiento deportivo, lo que ha supuesto que en deportes como la natación, donde las reglas sobre el equipamiento de los deportistas son muy estrictas, se esté planteando su prohibición. Dolor: aunque es viable su uso en cualquier tipo de dolor, es más recomendable en el caso del aparato locomotor y en los dolores referidos. Se utiliza también en el dolor asociado a la regla con vendajes en la zona lumbar y del bajo vientre. Afecciones linfáticas y circulatorias: en edemas postraumáticos y tras cirugías como la mastectomía. Corrección postural: ayudan modificar malas posturas y en los casos en los que no se acaba de ganar un movimiento determinado, ya sea en general o en una articulación en concreto. En este caso sus efectos son más parecidos a los del vendaje clásico. Siete cosas que debes saber sobre el ‘kinesio taping’ Debe ser recomendado y aplicado por un profesional sanitario cualificado o fisioterapeuta, ya que supone un conocimiento muy avanzado de la anatomía humana. Está contraindicado en casos de problemas cutáneos (eccemas, micosis, etc.) o cuando existe sospecha de trombosis, pues al despegar la piel puede fomentar la movilización de un posible trombo. Entre sus ventajas está que se puede mojar sin despegarse, lo que permite seguir con las rutinas de higiene diarias o practicar deportes como la natación. Se pueden emplear en todo el cuerpo aunque hay que evitar ciertas zonas, en concreto aquellas en las que exista frotamiento, los pliegues y las axilas. Hay que retirar los vendajes neuromusculares con abundante agua bajo la ducha o en el baño o emplear materiales que ayudan a despegar la venda, algo especialmente necesario en el caso de niños pequeños y menores. En la medicina occidental no se contempla diferencias en los vendajes y todos poseen las mismas características con independencia de su color. En la medicina oriental los colores van unidos a cualidades energéticas (colores 'ying' y colores 'yang'). Colores como el rojo se consideran más estimulantes mientras que otros como el azul poseen para los orientales cualidades relajantes. Las propiedades mecánicas de los vendajes neuromusculares se mantienen entre 3 y 4 días, después deben sustituirse por otras.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2256090/0/kinesio-taping/vendaje-neuromuscular/propiedades/#xtor=AD-15&xts=467263

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada