martes, 17 de noviembre de 2015

Disglosia: Lengua bífida

Como curso a curso van surgiendo nuevos casos , una va conociendo poco a poco nuevas patologías. En este caso un disglosia lingual, la lengua bífida.  He encontrado muy poco sobre el tema en internet, aquí os dejo algunas cosas interesantes. Si tenéis más información sobre el tema , por favor, escribidme!
Alrededor del fin de la cuarta semana, comienza el desarrollo de la lengua con una elevación medial un poco triangular aparece en el piso de la faringe primitiva, justo rostral al agujero ciego lingual, que se llama yema medial de la lengua; representa la primera indicación del desarrollo de este órgano.
Las anormalidades de la lengua por consiguiente se proyectan también a fin de la cuarta semana. Las alteraciones más conocidas son el frenillo lingual, la anquiloglosia, parálisis uni o bilateral, la micro o macroglosia y entre ellas también está la lengua bífida, conocida también como lengua de serpiente.

Lengua bífida o hendidura: Es una alteración rara, al parecer como resultado de falta de fusión de las mitades laterales  del órgano. La lengua hendida parcial es más común y se manifiesta  por un surco profundo en la línea media de la superficie dorsal de la lengua. Tiene poco significado clínico, excepto por la posibilidad de acumulación de restos de alimentos en la base de la hendidura y desarrollo de microorganismos que producen irritación. La división de la lengua puede dañar el habla, el sentido del gusto y causar insensibilidad. 
 

En otros casos este tipo de lengua se produce por el FRENILLO LINGUAL, que puede estar tan desarrollado que llegue a invervar la punta de la lengua quedando ésta dividida en dos partes.  
Impide la movilidad de la lengua por lo que afecta a la producción de fonemas y la alimentación. Se puede intervenir quirúrgicamente.
 Evidentemente los fonemas donde la lengua intervenga de manera activa, serán aquellos más afectados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada